Crear una máquina virtual en Azure

Buenas tardes!
En este pequeño artículo vamos a ver como crear una máquina de Windows Server 2016 en Azure. Tal como veremos es una tarea sumamente sencilla, rápida y automatizable.

Lo primero que hacemos es acceder al frontal de Azure Portal.

Una vez en el, tenemos varias formas de hacer la creación de la máquina virtual.

En este caso vamos a hacer una creación de nueva máquina virtual desde Azure Services, para lo cual debemos entrar en “Virtual machines”.

Una vez ahí hacemos clic en “Add”.

En este momento se abre un nuevo panel en el que comenzamos el proceso de creación de la máquina virtual.

La suscripción a la que está attachada es la que tenemos en nuestro Azure, y en este caso lo dejamos en el grupo de recursos que tenemos disponible por defecto y dependiente de West Europe.

Damos un nombre de máquina virtual.

Seleccionamos la región, que en nuestro caso es WE para hacer compliance.

Por último seleccionamos el sistema operativo, que en este momento será Windows Server 2016 Datacenter por que es el que nos interesa levantar.

Ahora tenemos que decidir el tamaño de nuestra máquina, que por defecto nos pone que es de 2 CPU virtuales y 8GB de RAM.

Para cambiar el tamaño hacemos clic en “Change size”.

Revisamos las opciones que se nos muestra y miramos las que mejor va con nuestras necesidades, pero teniendo en cuenta que nuestra selección tiene un coste, tal como podemos ver en la columna de “COST/MONTH”.

En este punto tenemos que seleccionan nombre de usuario administrador y su password.

Hay que tener cuidado con según que nombres que están registrados como restringidos ya que los usa Azure, pero esto nos lo irá indicando mientras lo escribimos.

En este momento tenemos que seleccionar si queremos que la VM sea accesible desde fuera de Azure, para lo que deberemos seleccionar “Allow selected ports”.

Decimos que puertos queremos usar.

Por defecto solo podemos seleccionar:

  • HTTP
  • HTTPS
  • SSH
  • RDP

A continuación se nos brinda la posibilidad de poner licencias propias haciendo uso de gestión híbrida de Azure.

El siguiente paso consiste en seleccionar el tipo de discos, entre los que tenemos las siguientes opciones:

  • Premium SSD
  • Standard SSD
  • Standard HDD

En nuestro caso queremos usar HDD para ahorrar un poco, ya que se trata de un laboratorio y no necesitamos alto rendimiento.

En esta misma sección podemos decir si queremos poner discos adicionales, pero en nuestro caso no es necesario.

El siguiente paso es seleccionar la configuración de red, que en nuestro caso dejamos por defecto.

Lo mismo hacemos para el balanceo de carga que en nuestro caso no lo necesitamos.

En la parte de monitorización, en nuestro caso no vamos a cambiar nada, pero hablaremos de esta parte más adelante, en otros artículos.

Hacemos un cambio para que no haga diagnostico durante el arranque.

Dejamos configurado el apagado automático de la máquina virtual, lo que nos vendrá bien para ahorrar unos eurillos.

En extensiones no configuramos nada en este caso ya que es no productiva.

Tampoco etiquetamos la máquina virtual.

Por último, esperamos a que Azure valide la configuración y decidimos si es lo que queremos crear.

Una vez hecho, haremos clic en “Create”.

Además tenemos la opción de bajar la configuración en forma de script para poder levantar máquinas similares por poco esfuerzo.

A continuación, podremos ver como comienza el despliegue y cuando la ventana se cierre podremos ver como evoluciona haciendo clic en “notificaciones”.

Con esto tendremos lanzada la instalación de la nueva VM.

Espero que os resulte útil

Un saludo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*